En la antigüedad y únicamente con ladrillos se levantaron murallas, iglesias, conventos, palacios e imponentes ciudades. Hoy innumerable es la cantidad de productos desarrolados para el mismo fin, desde su fundación en mayo de 1.992, la ladrillera Cúcuta se encamina hacia la excelencia en baldosas vitrificadas y productos de caravistal. Nuestra empresa procesa productos vitrificados y coloniales de alta calidad, color y superficie uniforme, de buen aislamiento acústico y térmico, de excelente adaptación a las diferentes condiciones climáticas y de gran belleza para devolver el esplendor a las construcciones actuales: edificios, muros, casas, pisos, fachadas, chalets, interiores y exteriores.

En la actualidad ladrillera cúcuta es una empresa líder en el procesamiento de arcilla roja, capaz de satisfacer cualquier necesidad comercial.